Construcción en madera: la nueva forma sostenible de edificar

 In Sin categorizar

La construcción y las formas de construir están en constante evolución. En los últimos años, los arquitectos han puesto el foco en construir edificios cada vez más eficientemente energéticos y más sostenibles. Esto cobra gran importancia cuando los planos van a ser diseñados para alzarlos en paraísos naturales como pueden ser cualquiera de las Islas Baleares. Es en estos entornos en los que la construcción en madera adopta un especial protagonismo pues es ecológica, ambientalmente respetuosa y, además, resulta muy atractiva a la vista.

No hay nada como incorporar una construcción en el entorno natural que lo rodea. Percibir que la estructura, la casa, el bloque de pisos…es parte del paisaje beneficia no sólo al medio ambiente sino que además resulta gratamente estético a nuestros ojos. La construcción en madera tiene múltiples ventajas y en este post te las contamos todas.

Ventajas de construir en madera

La madera es el material constructivo sostenible del siglo XXI. Muchos son los arquitectos que han visto en ella más que un simple material de construcción y han sabido exprimir y aprovechar cada una de sus múltiples ventajas. ¿El resultado? Viviendas de un gran valor ecológico, funcional y estético que reúnen más beneficios arquitectónicos que los que han reunido las realizadas con materiales convencionales como el cemento y el hormigón.

1. Ventajas energéticas
La madera tiene unas propiedades de aislamiento sin igual. Actúa como aislante térmico y acústico siendo 5 veces superior a la capacidad aislante del ladrillo. Además, es un excelente regulador de humedad por absorción y conservador del calor. Esto hace que estemos ante un material de una gran eficiencia energética que nos supondrá un gran ahorro en el consumo y, por tanto, en el gasto que suponen sistemas de climatización como la calefacción y el aire acondicionado.

Crea ambientes más acogedores durante todo el año por lo que mejora la experiencia de habitabilidad y aumenta la calidad de vida de sus habitantes.

2. Ventajas medioambientales
Los beneficios ecológicos que presenta la construcción en madera son innumerables. La madera es un material sostenible y sustentable, es decir, es un bien de producción natural que se mantiene en el tiempo sin que se produzca la escasez de los recursos disponibles. En contra de lo que muchos pueden pensar, la extracción de madera con fines constructivos no fomenta la deforestación ya que este tipo de madera se extrae de plantaciones de crecimiento rápido derivados a tal fin, no de bosques consolidados.

Además, la madera extraída ha de estar certificada por lo que la regulación existente en el sector es exhaustiva y eficaz.

Las ventajas medioambientales de la madera también son apreciables en el proceso constructivo ya que al ser más rápido y eficaz, se reduce significativamente la emisión de gases y la utilización de combustibles. Estas ventajas no dejan de percibirse hasta el final de la vida útil de la madera ya que, al ser un material biodegradable, se recicla volviendo a formar parte de la naturaleza no como el hormigón o el acero que suponen sólidos contaminantes una vez han perdido sus propiedades.

3. Ventajas funcionales
Una vez que hemos visto lo ventajoso que puede llegar a ser la madera para el medio y los habitantes, no podemos dejar pasar la oportunidad de desarrollar los méritos y virtudes que ofrece a los arquitectos y constructores. Si bien es cierto que el diseño de estructuras realizadas con madera así como la selección de la misma y su tratamiento han de ser impecables, es un material cuyas propiedades técnicas y funcionales facilitan también el proceso edificativo.

¿Por qué? Porque la madera tiene una alta resistencia, es muy eficaz a la hora de soportar grandes cargas y, aunque puede parecer que es un material endeble y frágil, es cierto que tiene capacidades de dureza y flexibilidad. Además, es un material muy fácil de trabajar por lo que agiliza el proceso constructivo.

Aunque la madera siempre ha arrastrado fantasmas del pasado derivados de falsas creencias que ponen en duda su resistencia ante inclemencias meteorológicas, plagas de insectos e incendios, solo hay que mirar el número de construcciones de siglos pasados que siguen conservando todas sus propiedades arquitectónicas y cuya estética se ha revalorizado con el paso de los años. Estamos ante un material con múltiples ventajas que mejorará la calidad ambiental en los próximos años y nuestra calidad de vida. La construcción en madera ya es presente y, sin duda, futuro.

Recent Posts

Dejar un comentario

tendencias en diseño de interior 2019dúplex en venta